Sala de prensa

Volver

Noticias

21-04-2021

El nuevo edificio polivalente del Hospital de Sant Joan Despí entrará en funcionamiento con 56 nuevas camas de críticos y semicríticos

En una primera fase se iniciará la actividad en la planta baja y la primera planta. La planta baja contará con un TAC que dará respuesta diagnóstica a pacientes Covid-19, un box de atención inmediata, una sala de curas y un laboratorio que permitirá reducir el tiempo de obtención de resultados e incrementar la capacidad diagnóstica del centro, ahora focalizada en la detección de nuevos casos Covid-19. La primera y segunda planta del edificio contarán cada una con un espacio de UCI con 28 camas para pacientes Covid-19 críticos, semicríticos y de hospitalización, de los cuales 4 son boxes de aislamiento. La segunda planta de este hospital se abrirá en el transcurso de las próximas semanas. La última fase será la puesta en marcha de la tercera planta del edificio. Se trata de un espacio diáfano que, por sus características arquitectónicas, permite adaptarlo a las necesidades asistenciales futuras.

En total, el nuevo espacio hospitalario dispondrá de 56 camas de críticos, semicríticos y de hospitalización y un espacio polivalente que forma parte del proyecto de futuro del centro.

Para la consellera Vergés, el nuevo edificio polivalente de Sant Joan Despí es una gran noticia que "fortalece el sistema de salud, dando respuesta a la Covidien, pero también pensando en su polivalencia". Aparte de la ampliación de estos "casi 5.000m2", Vergés también ha remarcado el papel fundamental de los profesionales sanitarios en estos nuevos espacios. Concretamente, en el Consorcio Sanitario Integral "más de 100 personas se han incorporado este último año".


El nuevo espacio hospitalario polivalente permitirá afrontar de una manera más eficiente y segura el incremento de casos agudos de Covid-19; dispondrá de un circuito Covid y no Covid, que se mantiene en todo el diseño de los flujos de pacientes en los materiales y en el trabajo de los profesionales. Para priorizar la seguridad, todas las plantas estarán conectadas internamente en el edificio principal del centro a través de una pasarela • la de 70 metros y un núcleo central de ascensores.

Una necesidad para suplir el déficit de camas en el territorio

El Hospital de Sant Joan Despí nació en 2010 con un ratio de camas de críticos y semicríticos inferior a la población asignada. De hecho, durante el mes de marzo de 2020 el hospital llegó a tener 56 pacientes ingresados ​​en la UCI, cuando su capacidad estructural era sólo de 18 camas. Esta ampliación permitirá, por tanto, doblar la capacidad de manejo del enfermo crítico y Semicríticos y recuperar la normalidad de la atención simplificando circuitos y aumentando la calidad, la eficiencia y la seguridad.

Comparte esta noticia: